EL CONTEXTO ECONÓMICO ACTUAL Y LA COBRANZA

El desarrollo de los acontecimientos económicos que se vienen sucediendo en nuestro país fuertemente en el último año, impulsado principalmente por una agresiva devaluación del peso que no deja de romper récords y ausencia de demanda de créditos debido a las altas tasas, han generado situaciones de cobranzas conflictivas en un mercado de alta iliquidez.

EL CONTEXTO ECONÓMICO ACTUAL Y LA COBRANZA 1
Cislo – Agencia de cobranza

Tan es así, que al momento de emprender la cobranza nos encontramos con un alarmante número de personas que no solo poseen una deuda con nuestro cliente, sino que la situación económica actual los llevo a abandonar todos los créditos vigentes que poseían y a preocuparse solo en subsistir.

Ahora bien, la preferencia en el endeudamiento para consumos de corto plazo, un indicador indirecto de la crisis de los hogares, nos presenta un desafío certero al momento de emprender la cobranza de aquellos créditos abandonados.

Dado que la mayoría de los deudores actuales poseen más de una deuda y acompañado de que muchas familias apelan a cubrir las necesidades básicas sin que les sobre para más, surge un interrogante ¿Cómo les cobramos a estas personas?

En primer lugar, dado el contexto actual es necesario recurrir a los datos e identificar rápidamente a este grupo que no debe asustarnos si es alto.

Identificado el grupo debemos plantearnos que nuestro objetivo con ellos es lograr que el deudor priorice nuestra deuda por sobre las demás, por lo que es necesario trabajar tenazmente sobre las distintas deudas que posee y así ayudarlo a comprender que no regularizar su deuda con nuestro cliente trae aparejadas consecuencias más graves que las demás.

Resulta sumamente importante conocer cuáles son las deudas que rodean al deudor, quienes son los acreedores de las mismas, cuáles son los montos adeudados en cada caso, si existe reclamo sobre las mismas. Todos estos interrogantes nos van a permitir referenciar sobre los puntos críticos a trabajar con el fin de lograr que el deudor priorice el pago de nuestra.

Asimismo, como empresa de cobranza es necesario trabajar sobre políticas de quitas y refinanciaciones altamente atractivas que permitan al deudor visualizar como posible y conveniente saldar la creencia que mantiene con nuestro cliente.


También te podría interesar leer:

Agrega un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *