La necesidad del ingenio en el Servicio de Cobranzas

-Buen día, ¿se encuentra Daniel?

– No, no se encuentra. ¿ De parte de quién?

-Es por una oferta laboral. ¿Tiene un teléfono donde lo pueda ubicar?

– Si anote.

La necesidad del ingenio en el Servicio de Cobranzas 1

Este tipo de conversaciones es muy utilizado para poder localizar a los deudores y efectuar la gestión de cobranzas, ya que de lo contrario el interlocutor se vale de excusas y mentiras para evitar que ubiquemos al deudor y se convierten en cómplices en la evasión del pago de la deuda.

Ante el contexto económico desfavorable que nos presenta nuestra amada República para este tipo de actividad, es necesario agudizar el ingenio.

En tal sentido, cambiar los números de teléfonos desde donde se llama, ya sea de línea o celular, resulta una práctica habitual a los efectos de evitar que a quien llamamos detecte el teléfono de la empresa y directamente nos envíen al buzón de voz.

Asimismo, hay que tener en cuenta algunas particularidades del negocio. Por ejemplo, que los dos días previos y posteriores a los feriados es cuando menos se paga, ya que la gente se guarda la plata para gastarla en esos días, y luego ya gastó la plata que tenía previsto para abonar.

Del mismo modo, el lunes es el día que menos cumplimientos de pago hay toda vez que el fin de semana la gente se gastó el dinero con el pensaba abonar. Por ello es necesario, es fundamental tratar de hacer los compromisos de pago para los días viernes o sábado a la mañana.

De hecho, el objetivo de toda empresa es convertirse en el acreedor preferencial de los deudores, ya que suelen ser morosos de varias empresas. Por ello es necesario, escuchar al deudor y proponerle una solución que se ajuste a sus posibilidades, sin que ello implique que el deudor no haga un verdadero esfuerzo.

Por último, ante el aumento de la mora en los servicios tales como teléfono, luz, gas, cable, es necesario trabajar la mora preventiva: al que se atrasó el mes pasado en abonar, es necesario llamarlo antes del vencimiento para recordárselo.


También te podría interesar leer:

Un comentario

Agrega un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *